El equipo sigue invicto en casa, ¿que más queremos para apoyarlo?






El equipo ariqueño no ha perdido ningún partido desde que está jugando en la cancha “Alfredo Rossi Montana”, el pequeño reducto que se tuvo que habilitar de emergencia por la remodelación de la cancha principal del estadio Carlos Dittborn.
 
Algunos creen que el equipo no ha perdido porque la cancha está bendita, porque está “challada”, otros dicen que por lo pequeño y la presión del público al rival se puede sentir a pocos centímetros, también comentan que el viento ha ayudado bastante en la concreción de los goles. Lo cierto es que San Marcos está invicto en este recinto, jugando bien, a veces jugando mal, pero no rindiéndose hasta que el árbitro toca el pitazo final.








Pese a todas las alegrías que ha dado el equipo en estos últimos meses como local, esto no se ha reflejado en las tribunas, el apoyo de la hinchada ariqueña es escaso y esto sin lugar a dudas ya ha comenzado a mermar las arcas de la institución celeste.
También hay que incluir a “la familia Miranda” que para no pagar la entrada mira el partido desde el cerro, se organizan con sillas y toldos, incluso con comerciantes ambulantes que venden comida y bebidas.
 
Por ubicación geográfica San Marcos es el equipo que más gasta en viajes (pasajes y alojamientos) y eso que solo ha jugado con equipos del norte hasta la séptima región, de pasar al octagonal final tendría que trasladarse incluso hasta la décima región incurriendo en gastos muchos más elevados que los que tiene ahora.
 
Por otra parte ya se rumorea que algunos jugadores del equipo podrían emigrar a otros clubes por mejores ofertas, tomando en cuenta que si el equipo no pasa a la fase final el club dejaría de ver acción a fines de agosto.
 
¿Qué excusan dan los hinchas?
No van al estadio porque los partidos son los domingos al mediodía, porque piensan que la entrada es muy cara, porque hay poca publicidad de los partidos y otras tantas excusas que un verdadero hincha del fútbol nunca diría y menos por apoyar al club de la ciudad que los vio nacer.
 
¿Qué proponen los hinchas?
Bajar el precio de las entradas,  hacer más publicidad en lugares estratégicos, regalar entradas a los niños para que los padres tengan la obligación de acompañarlos pagando su entrada, en fin muchas buenas ideas que se pueden hacer, lamentablemente las manos para realizarlas faltan, ya que no todos se la juegan por la institución y un día a la semana calientan el asiento de un directorio.
 
Luego de todo esto, ¿Arica quiere fútbol profesional en la ciudad? y ¿Que hacemos para sacar esto adelante?
 
La ciudad y la hinchada tienen la palabra.


Comentarios

comentarios

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.