Mascaron la rabia de la derrota tras el clásico.





En el vestuario de Municipal Iquique todo era pena y rabia por perder el clásico nuevamente y esta vez como local en un partido clave para ambos equipos, ya que antes del encuentro los locales superaban a San Marcos y una derrota los igualaba en puntos y los deja fuera de zona de clasificación al octagonal final.








La otra cara de la moneda se vivió en el camarín ariqueño que celebraron con todo el triunfo obtenido como visita y más aún ante el archi rival. Como en los partidos de local destacaron la garra del equipo que era superado por «nombres» del equipo rival, pero que lucharon hasta el final para lograr los ansiados 3 puntos.

El técnico iquiqueño José Cantillana estaba más que molesto y asumió la responsabilidad que sobre sus hombros recae, además pidió a sus dirigidos que también asuman sus culpas. «Cada uno debe asumir su responsabilidad», «Me da vergüenza», «Falta de todo» éstas son algunas de las frases que dijo el enfurecido estratega.

El defensa Rodrigo Brito también hizo un mea culpa, «cometidos 3 errores y nos clavaron» comenzó cabizbajo diciendo el iquiqueño.

Los jugadores ariqueños por su parte además de manifestar su alegría, resaltaron la garra y «cojones» que tienen y que no se rinden hasta que el árbitro de el pitazo final. Luego hicieron un llamado a la hinchada ariqueña a llenar el estadio este domingo en el partido con Deportes Antofagasta.

NOTAS


Comentarios

comentarios

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.