Ni el fútbol ni la garra del CDA pudieron con el juego defensivo de Curico.

Un partido emocionante brindaron las escuadras líderes de la Primera B, San Marcos de Arica y Curicó Unido, aunque este último no jugó como puntero, sino que como un equipo que no quería perder.

El equipo ariqueño dominó todo el encuentro pero no pudo liquidar con más goles para lograr la victoria y quedarse con esta denominada «final anticipada», ahora el equipo celeste tuvo más ocasiones de gol, pero no estuvo fino a la hora de echar la pelota adentro, por su parte el equipo curicano lastimosamente se defendía con ocho jugadores poniendo una muralla humana que impedía que Arica realizara su juego, entrar con jugadas hilbanadas y de buen toque al área rival.

El equipo rival abrió la cuenta mediante lanzamiento penal cobrado por el referí Carlos Rumiano, por falta de Manduca a Marcos Sepulveda. Rodrigo Riquelme en el minuto 23 lanzó el penal, entre Manduca y el palo detuveron el tiro, pero el balón quedó nuevamente en los pies del ejecutante y en segunda instancia mandó el balón al fondo de las redes.

Minutos más tarde el uruguayo Martinez fue ligeramente derrivado en el área curicana, pero Rumiano no cobró el penal pensando que el jugador ariqueño se había lanzado o se había caído producto de un choque de fútbol. Deportes Arica siguió visitando el arco de Luis Vasquez, pero éste fue figura salvando a su equipo.

Transcurría el minuto 36 de la primera fracción, pase desde el centro del campo de juego hacia la banda izquierda, un jugador ariqueño estaba fuera de juego, el asistente Rafael Cisternas cobra, pero detrás de él venía Sebastian Calderón quien no estaba fuera de juego y el árbitro Carlos Rumiano hizo seguir la jugada porque el jugador que estaba fuera de juego no participó en la jugada, Calderón mandó centro al área y el goleador Novoa con certero cabezazo igualó las cifras, provocando la alegría de la parcialidad ariqueña, y a su vez la irá del equipo curicano que reclamó durante 5 minutos de forma exagerada, de esta trifulca solo vio la tarjeta roja el DT de Curicó Luis Marcoleta, quien en camarines siguió increpando a los jueces.

En la segunda fracción el equipo ariqueño como en todo el partido siguió llegando pero la doble línea de cuatro jugadores que se armó durante la parte final impidió que Arica entrara al área, e hizo que el equipo local intentará por largos minutos con pases áereos reiterados al área rival, lo que facilmente rechazaban las murallas curicanas. Los últimos 20 minutos Curicó ya casi sin piernas ni fútbol ensució el partido haciendo tiempo a cada momento, los jugadores perdían el balón y se lanzaban al suelo pidiendo «fair play» de parte de los ariqueños, ingenuamente los ariqueños caían en este y detenían sus ataques para que atendieran a los rivales de «supuestas dolencias».

Curicó terminó metido en su arco, pero finalmente logró lo que quería, no perder. Un empate con gusto a poco quedó para la estadística de este duelo de líderes de la Primera B, pero en la cancha solo se vió un solo líder.

Los equipos formaron de la siguiente manera:

Comentarios

comentarios

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.